Turismo en Renania-Palatinado

Renania-Palatinado es un estado federal en el suroeste de Alemania con fronteras comunes a Francia, Bélgica y Luxemburgo. Además, Renania-Palatinado limita con Renania del Norte-Westfalia, Baden-Württemberg y Hesse.

Este estado fue creado bastante tarde en 1946 después de la Segunda Guerra Mundial por la fusión de varias provincias.
Westerwald, Eifel, Hunsrück, Mosel-Saar, Taunus y el Palatinado son algunas de las regiones más visitadas en Renania-Palatinado.

Los paisajes más impresionantes

El Eifel es uno de los paisajes más impresionantes de Renania-Palatinado; la elevación más alta es el volcán extinguido Eight, de 747 metros de altura. Debido a que hay muchos de estos en el Eifel, a menudo se le llama eifel volcánico. Los conos de basalto y los lagos de cráteres, el llamado Maare, determinan el paisaje aquí.

Para los excursionistas, Renania-Palatinado es tan variado como casi ningún otro estado alemán. En total hay cinco rutas de senderismo de larga distancia; la ruta Eifelsteig, por ejemplo, va de Aquisgrán a Tréveris con una longitud de 313 kilómetros.

En Renania-Palatinado hay varias ciudades históricamente importantes como Coblenza, Mainz, Trier y Speyer. Después de todo, este estado puede recordar una historia de más de 2.000 años. Los romanos, en particular, tuvieron una gran influencia en la historia del país.

Trier es considerada la ciudad más antigua de Renania-Palatinado y una de las ciudades más antiguas de Alemania; el punto de referencia de esta ciudad es la Porta Nigra. Pero también la catedral y la basílica de Constantino son visitadas en Tréveris. También en Tréveris hay muchas reliquias de la época romana para admirar, no por nada esta ciudad fue llamada la “”segunda Roma”” por los romanos.

Centros de carnaval más grandes del país

Mainz, la capital del estado, es uno de los centros de carnaval más grandes del país. Aquellos que viajen a Maguncia durante la temporada de carnaval no se sentirán decepcionados. Johannes Gutenberg, que inventó la impresión de libros aquí, era por cierto el ciudadano más famoso de Maguncia – un acontecimiento significativo en la historia alemana.

En Coblenza, por el contrario, no hay que perderse una visita a la esquina alemana con la estatua ecuestre del Kaiser Wilhelm I; aquí, por cierto, el Mosela desemboca en el Rin. El valle del Mosela es uno de los paisajes fluviales más bellos de Alemania. El Mosela es también conocido como una zona vitivinícola.

El Rin Medio, por otra parte, impresiona con más de 60 castillos y palacios, por lo que es especialmente recomendable para los turistas interesados en la cultura.

Los turistas activos, como los ciclistas de montaña, también obtendrán su valor económico en Renania-Palatinado. Los carriles bici son excelentes. A veces transcurre tranquila y románticamente a lo largo de los valles del río, a veces más desafiante en Hunsrück o Eifel.

Reply