¡París! La ciudad donde el amor no distingue edades

Sea que estés enamorado, quieras estarlo próximamente o en tu vida hayas sentido un amor de esos que hacen aletear en el estómago mariposas de todos los tamaños cada vez que se ve, a por quien el corazón se acelera; en algún punto de tu existencia, debes, darte el gustazo, de pasar al menos un par de días en París, la ciudad donde el amor no distingue edades, la cual no por nada además de ser la capital de Francia, es su región más habitada, y es que gran parte (y decimos estos para no globalizar) de quienes allí van, sea por trabajo, placer, vacaciones, o curiosidad, una vez le visitan, no quieren dejarle ¿Quién querría? ¡Cierto!

Desde los bebitos hasta los abuelitos, disfrutan de cada espacio cerrado o al aire libre, de la arquitectura, de la innovación, de sus residentes, de cualquier época del año y de absolutamente todas las tiendas por los que transitan, en su estadía en la ciudad de la torre más famosa del mundo, la que cabe destacar, también es la más ansiada de tocar, y si de gastronomía hablamos, la diversidad de platillos que en cada restaurante sea de 5 estrellas o uno muy sencillo, sirven, les dejan a cada cual, deseosos de un poco más, y es que en ella, como si de por sí, ya no fuera perfecta, se forman los mejores chefs del mundo ¡París, París, París!

¿Con quién puedo viajar a la ciudad del amor?

Con quien viajes a París, en definitiva es importante porque los maravillosos recuerdos que te dejará por siempre, tu paso por la ciudad del amor, deben por supuesto ser, con una personita que de algún modo te haga sentir por ella, tan celestial sentimiento, no obstante, no necesariamente debe ser tu enamorado, tu pareja establecida ante la ley y la iglesia o tu compañero sentimental del momento, porque puedes simplemente, irte a disfrutar de ella, con; tu familia entera, con unos tantos o pocos de ellos, con un grupo de amigos, con tu best friend forever, e incluso, solo contigo, porque estando en París, sea solo o acompañado de alguien a quien amas, igual respiraras, sentirás y presenciaras, amor por doquier, cualquier época del año que decidas, planear  emprender tu viaje.

¿Qué cosas puedo hacer en París?

¡Qué, no puedes dejar de hacer! es en sí lo que debes preguntarte, porque cosas que hacer en París, las hay, únicas, incomparables e inolvidables, y estas generan cada cual, una inmensas ganas, de repetirlas al menos, unas 10 veces, las que se incrementarán, cada que regreses a hacerlo, riesgo que por supuesto, vale la pena correr, y debe ser para cada persona, un propósito de vida, porque las energías que transmite y se arraigan en sus transeúntes y habitantes, en cada rincón de ella, es una experiencia que no se siente en ningún otro lugar del mundo.

Ve enamorado, a buscar el amor, a desenamorarte de un traicionero ser, a enamorarte más de ti, hazlo por un par de días, por una semana, por un mes, por todo un año, o por cuanto, estando allá, decidas y puedas permitirte quedarte, porque en París, falto de afecto nunca te sentirás, ya que de cuantos amores en tan de ensueño provincia francesa van a demostrarse se aman, la ciudad, les quita un poco, lo reproduce y se los devuelve con creces.

Reply